Atención Personalizada

A cada alumno residente se le asignará un Tutor Residencial, que será uno de los Educadores de Residencia, el cual, se encargará de la supervisión personalizada de la estancia del residente, así como de tratar con él cualquier duda o problema que pudiera surgir. También, será quien mantenga un diálogo con la familia del alumno. Por la existencia de esta figura no quiere decir que un residente no pueda acudir a cualquier miembro de la comunidad educativa de la residencia, para exponerle sus problemas, plantearle dudas o solicitarle ayuda.

Los objetivos generales que se pretenden mediante este programa son:
  1. Apoyo al proceso educativo; contribuir al buen desarrollo de los procesos de aprendizaje. Detección de necesidades y dificultades. Coordinación con el Equipo de Orientación Educativa y Orientadores de los IES.
  2. Socialización y desarrollo personal. Facilitar el desarrollo de habilidades personales, y del sentimiento de autoestima. Facilitar la integración del alumno/a en el grupo. Programación y desarrollo de actividades festivas, lúdicas, deportivas, talleres,...
  3. Coordinación con los demás miembros de la comunidad educativa, en especial, con las familias de nuestros alumnos/as y con el entorno: centros educativos receptores del alumnado, ayuntamientos y otras instituciones.

Informes residenciales

Además de la comunicación personal que se establezca, las llamadas telefónicas circunstanciales que se produzcan, de manera periódica -trimestralmente-, los Tutores residenciales se pondrán en contacto escrito con los padres/tutores para informarles de la vida en la residencia. En estos informes se recogen los siguientes apartados:

1- ACTITUD EN LA RESIDENCIA: Observación del respeto a los demás (compañeros, profesores, etc.), a las normas de convivencia, forma de relacionarse, etc. La participación en la vida residencial, integración, las aportaciones. La utilización que realiza del material y de las instalaciones.

2- HÁBITOS SOCIALES: Comentaremos los hábitos de aseo y limpieza (habitación, presencia  personal...). Cumplimiento de horarios diversos. La organización del tiempo libre.

3- DEDICACIÓN AL ESTUDIO: Sabemos que no siempre se corresponde esfuerzo personal con buenos resultados académicos. Valoraremos la organización del trabajo diario, la constancia y regularidad en el mismo.
 
4- ASISTENCIA A ESTUDIOS Y ACTIVIDADES: Informaremos de la asistencia diaria y del comportamiento en los estudios establecidos y como en las actividades.

Igualmente, y siempre que se estime conveniente o lo soliciten los padres/tutores, el Jefe de Residencias irá informando a estos de aquellos aspectos de la vida cotidiana residencial (salidas, asistencia al comedor, permisos especiales, servicios médicos, revisión habitaciones, roturas/desperfectos, incidencias al reglamento de régimen interior, estudios, etc.), de los cuales, se tiene constancia escrita.

Es conveniente que los padres/tutores aprovechen cualquier oportunidad (cuando los traen al centro, cuando vienen a recogerlos) para entrar en contacto con los educadores de la residencia. Ello va en beneficio de vuestros hijos/as.

Comments