Reglamento de Régimen Interno

Reglamento de Régimen Interior Residencial. (Pendiente de revisión anual)

 

Iniciamos el curso con muy buenas intenciones y la experiencia nos dice que toda convivencia conlleva roces. Por ello el centro necesita un reglamento de régimen interior, para la vida académica y la residencial. La normativa de funcionamiento residencial, está refrendada por el Consejo escolar y por ello – su cumplimiento - nos obliga a todos : residentes , padres/tutores y educadores.

Es bueno dejar claro cuales son las conductas a evitar y cual debe ser la actitud de los educadores y de la Jefatura de Residencias al respecto cuando se produzcan las mismas para una mayor equidad.

 

1. - Será motivo de “llamada de atención” - por parte de los Educadores- las siguientes conductas a evitar:

  • No comunicar la llegada (No depositar el carne residencial) en el momento de la reincorporación a la residencia los lunes.
  • Retrasos injustificados en la salidas de la residencia para ir a clases por las mañanas.
  • Comportamientos inadecuados en el recinto del centro ( no atender las “indicaciones” que den los responsables del centro: Colaboradores, Servicio Vigilancia, Conserjes, Educadores, etc.- , ensuciar zonas comunes, utilizar lenguaje soez, malos modos en el autoservicio ).
  • La falta de aseo y orden en la habitación.
  • La no asistencia al estudio diario o la actitud pasiva o incorrecta en el mismo.
Toda llamada de atención que se le realice a un residente se anotará – por quien la realizare- en el “Libro anecdotario/diario residencial”.

  2. -: Son conductas contrarias” al régimen de vida residencial:

  • La acumulación de llamadas de atención.
  • La no atención de las ordenes que en su momento den los responsables del centro.
  • Faltar al respeto o causar daño a cualquier miembro de la comunidad educativa.
  • El abandono de la Residencia sin autorización o sin seguir los cauces establecidos, así como los retrasos injustificados en la reincorporación a la misma al salir a la ciudad.
  • Traer a la residencia cualquier utensilio que pueda causar daño a las personas o material del centro.
  • La no asistencia al estudio diario o la actitud pasiva o incorrecta en el mismo de forma reiterada.
  • Alterar el Silencio de la residencia en horario de estudio o por la noches a partir de las 23 horas.

Las anteriores conductas serán motivo de apercibimiento escrito, por parte del Educador, que se comunicará a casa .

La comisión de una de estas conductas podrá ser sancionada con:

  • Realización de tareas en beneficio de la comunidad residencial.
  • La no autorización de salidas.
  • Pérdida del derecho de residencia durante uno o dos días.

3. - Son conductas GRAVES” las que perjudican la convivencia residencial.

  • Faltar gravemente al respeto o causar daño a cualquier miembro de la comunidad educativa.
  • La sustracción, deterioro o negligencia grave, voluntaria o no, de materiales, objetos o propiedades ajenas (tanto del centro como de los compañero/as).
  • El retraso injustificado en la reincorporación a la residencia , cuando éste implique motivo de grave preocupación por parte de los responsables de la residencia en dicho momento.
  • Llegar en estado de embriaguez así como el consumo de alcohol , tabaco y sustancias estupefacientes en la misma.
  • La falsificación de documentos ( p.e. firmar falsamente autorizaciones de salidas) que afecten la responsabilidad del Centro (aunque con posterioridad éstas falsificaciones sean avaladas por los padres/tutores).
  • El incumplimiento de la sanción impuesta por la comisión de faltas menos grave.
  • La acumulación de 3 apercibimientos por escrito.


Quien presencie o tenga conocimiento de que se ha producido una falta grave lo comunicará al Jefe de Residencias, éste calibrará la gravedad del hecho y sancionará la falta con:

  • Pérdida del derecho de residencia durante uno, dos, tres o cuatro días.
  • De estimarlo oportuno, por la gravedad de la falta, solicitará al Sr. Director del Centro la apertura de expediente disciplinario.

 

Mientras se decide la sanción a cumplir el Tutor residencial informará telefónicamente a la familia del hecho, y una vez resuelta la sanción el jefe de Residencias la comunicará por escrito.

 

4. - Se consideran conductas MUY GRAVES” aquellas gravemente perjudiciales para la convivencia en la residencia, entre otras, las siguientes:

  • El acceso a las zona de dormitorios no propia.
  • El bajo rendimiento académico, en relación a sus posibilidades, a juicio y por escrito de su Junta de Evaluación académica.
  • La llegada a la residencia en estado de embriaguez, teniendo que ser avisado los servicios médicos por ello así como la tenencia, consumo o mercadeo en la residencia de sustancias prohibidas (alcohol u otras drogas).
  • Aquellas acciones que pongan en peligro la integridad del residente o de sus compañero/as .
  • Atentar a la dignidad personal o a la integridad física de cualquier miembro de la comunidad educativa.
  • La comisión reiterada de faltas consideradas Graves.
  • El incumplimiento de la sanción impuesta por la comisión de una falta Grave
Quien presencie o tenga conocimiento de que se ha producido una de estas faltas lo comunicará inmediatamente al Jefe de Residencias, este informará al Sr. Director del Centro y entre ambos calibrarán el hecho e informarán a la familia la medida a adoptar.

 

La comisión de una de estas faltas será motivo de:

  • Inicio de expediente disciplinario y separación inmediata de la residencia hasta la resolución del mismo.

 


Comments