Estudio

Conseguir unos resultados académicos positivos - no es algo fortuito o producto del azar- es fruto del trabajo diario.

La evaluación es continua y no está solamente limitada a los exámenes. Siempre hay materia para trabajar a diario en los estudios: repasar lo dado por la mañana, preparar las clases del día siguiente, realizar esos trabajos, láminas,..., que se mandan a largo plazo y que si se dejan para último momento nunca se entregan a tiempo. Por ello, es necesario desarrollar unos hábitos de estudio que faciliten el mismo.

Por lo anterior y para asegurar que existe un sitio adecuado, con silencio, con la presencia de un EDUCADOR responsable al frente, regulamos, desde la residencia, estos estudios que si no cuentan con el interés del alumno, no servirán para nada.

Los periodos de estudios a realizar, son distintos en función de la madurez/edad, del tipo de estudio que se realiza, la dificultad del mismo, y nuestra experiencia de cursos precedentes.

El estudio es DIARIO Y OBLIGATORIO y se realizará entre las 15:30 y las 20:30 horas, con las siguientes opciones ofrecidas desde la Residencia:

  • - Biblioteca del IES (de 15:30 a 20:15 horas), en la que estará presente un educador/a

  • - Habitación del residente.

  • - Sala de estudio de la Residencia.

La falta al estudio diario, sin justificar, puede implicar la pérdida del derecho a la residencia.

Normas para los estudios de enseñanzas no obligatorias

La entrada y salida a la sala de estudio se hará –para no molestar- en periodos fijos (15:30, 16:00, 16:30…)

No está permitido el uso de reproductores de música y ni de teléfonos móviles en las zonas de estudio.

El uso de ordenadores portátiles y en caso de ser necesario, auriculares, solo estará permitido en espacios determinados de la biblioteca, y bajo la supervisión del Educador responsable.

Las llamadas de atención en el periodo de estudio implicará: la expulsión del estudio, la no contabilización de las horas realizadas y la comunicación del incidente a casa.